Cambiar la cultura de cualquier empresa puede ser una tarea abrumadora. Como líder, su papel es primordial para crear y lograr una cultura de aprendizaje proactiva.

Líderes y cultura de aprendizaje

El cambio viene de la parte superior y los líderes primero deben identificar un claro sentido de propósito más allá del beneficio. Implementar una cultura de aprendizaje saludable tiene muchos beneficios, como atraer a los mejores talentos, una baja rotación de personal, promover dentro de una empresa, una mayor eficiencia y una comunidad fortalecida (solo por nombrar algunos).

A continuación, los líderes deben dar ejemplo. Según Sue Siddall, socia y directora general europea de la empresa de diseño e innovación IDEO, para que se adopten cambios en una empresa, los gerentes deben comenzar a mostrar la mentalidad y los comportamientos que les gustaría ver de quienes los rodean.

La clave para el aprendizaje proactivo es un libro abierto

Para convertirse en una organización centrada en el aprendizaje, las empresas deben tener una cultura saludable y abierta para empezar. Esto significa que los empleados se sienten seguros al hacer preguntas sobre el perfeccionamiento o la reconversión profesional y las herramientas y recursos educativos. Los miembros del equipo deben sentir que pueden mejorar sus habilidades, tanto blandas como duras, dentro o fuera de su función, sin juicio de la alta dirección.

El aprendizaje proactivo es aprender sin distracciones

Los empleados también deben poder aprender en un entorno sin estrés y sin distracciones. Un estudio reciente realizado por la plataforma de aprendizaje en línea Udemy, el 66% de los empleados nunca han hablado con un gerente sobre sus dificultades con la distracción en el lugar de trabajo. Crear una cultura de aprendizaje con poca distracción puede ser difícil, lento y costoso de implementar en un entorno de oficina o con métodos de capacitación tradicionales.

El aprendizaje adecuado para el propósito conduce al éxito

Hay muchas maneras diferentes de aprender y cada individuo aprenderá a una velocidad diferente. Los empleados deben tener acceso a recursos como herramientas de aprendizaje móviles que les permitan aprender dónde y cuándo mejor se adapten a sus necesidades. El aprendizaje sobre la marcha aumenta la retención de información y deja espacio para la creatividad. Es más probable que los empleados experimenten e innoven cuando la capacitación pertinente está al alcance de la mano.

Implemente el aprendizaje en las estrategias de negocio para hacer crecer la cultura del aprendizaje

No puede haber una estrategia de negocio convincente sin una estrategia de talento y viceversa. Es crucial que el aprendizaje y el desarrollo del talento se entremezclen con conversaciones sobre ganancias, objetivos y presupuesto. Es importante colocar el desarrollo de talentos en la parte superior de la lista de presupuestos. Por el contrario, construir una gran cultura requiere una comunicación abierta con los miembros del equipo sobre lo que representa la organización y lo que se espera de ellos.